Tiempo Argentino - Entrevista a los protagonistas de La Pelea de mi Vida

06.09.2012 - LALI ESPÓSITO, FEDERICO AMADOR Y MARIANO MARTÍNEZ ESTRENAN UN FILM
Amor, ternura y boxeo contados en tercera dimensión

La película es la primera producción argentina en tecnología 3D que gira en torno a una historia de amor. Los jóvenes actores cuentan las experiencias que vivieron durante la grabación y las expectativas que tienen con el film.


Suena la campana y empieza la contienda. Las oficinas de Argentina Sono Films en Belgrano aún conservan el olorcito a "viejo" y un dejo de nostalgia que resalta entre lo lóbrego del paisaje, gracias a los coloridos afiches de sus más exitosas producciones que cuelgan de las paredes. Las oficinas son chicas, pero las expectativas por la vuelta de la productora al ruedo comercial, muy, muy grandes.
Es que La pelea de mi vida, película dirigida por Jorge Nisco, que estrena hoy en todos los cines protagonizada por Mariano Martínez, Federico Amador y Lali Espósito, es la primera producción Argentina grabada íntegramente con tecnología 3D y todos están ansiosos por conocer el resultado final.
La historia, producida además por Telefe tiene también en su elenco a Agustina Lecouna, Mauricio Dayub, Emilio Disi, Mariano Argento y Leo Bossio, entre otros.


Segui leyendo la Nota haciendo CLICK a continuacion...


Lali Espósito recuerda con humor la escena de La pelea de tu vida en la que tuvo que tomarse, a las ocho de la mañana de su primera jornada de grabación, más de cinco helados por las repeticiones de la toma. "Son cosas que pasan. Yo no podía quedar mal porque era el primer día de rodaje y por todo eso de la continuidad de las tomas me cambiaban el helado todo el tiempo. ¡Te juro que no podía comer un helado más. Estaba harta!" Para Mariano Martínez, en cambio, el recuerdo más latente de los días de rodaje es aquel en que, producto de su inexperiencia boxística, envolvió con un golpe de puño en la cabeza al actor que hace de árbitro de las peleas. "Me re asusté. Yo me acuerdo que hice parar la grabación porque quería explicarle al tipo que no había sido intencional. No calculé que su cabeza estuviera a esa distancia y lo emboqué en el medio de la sien", confiesa.
Por su parte, Federico Amador cuenta que sus días de rodaje fueron los más divertidos gracias al humor de Emilio Disi que también actúa en el film y que el tatuaje que su personaje lleva en el brazo fue blanco de cargadas: "A Emilio lo mirás y ya te reís. Le ponía mucha onda a las jornadas largas. Él dice que tiene cara de caricatura, pero es un placer compartir con él todo esto", destaca.
La trama del film gira en torno a dos hombres que se disputan el amor de su hijo. En la película, un boxeador en decadencia (Martínez) regresa a la Argentina después de vivir diez años en Colombia. Con su regreso se entera de que tiene un hijo, fruto de una relación con una novia que falleció durante su ausencia. El niño creció sano y en un clima de amor, criado por quien fue su máximo rival (Federico Amador).

–¿Cómo fue la experiencia de filmar La pelea de mi vida?
MM: –Es una historia de amor entre dos padres y un hijo que tiene de particular que los dos son tipos con buenos sentimientos y que se enfrentan en la vida y arriba del ring por la tenencia de este nene.
FA: –Tiene humor, acción y la particularidad de que es toda en tres dimensiones. Está bueno que el relato no se haya construido en torno a un villano y un bueno. Los dos son tipos plenos, que luchan por ese amor que le tienen a Juani.
LE: –Cuando termina la película todos nos quedamos con la sensación de ir a decirle a tu papá que lo querés, que son valores que se pierden en la televisión. Está bueno participar de un proyecto así que reivindique los valores de la familia. Mi personaje es Belén, la niñera del niño que se disputan.
–¿Les costó componer cada uno a su personaje?
LE: –Ponerme en la piel de una niñera no fue fácil. Pensaba en lo que yo veo de personas que trabajan con chicos. Mi papá es docente de fútbol infantil, trabaja mucho con chicos y medio que lo tomé como ejemplo porque tienen una forma dulce o de juego todo el tiempo para con los nenes.
MM: –Yo tenía noción de boxeo, pero me preparé entrenando a fondo para estar bien preparado. El laburo fue analizar este personaje y la historia de cómo lo modificaba su entorno. Tuve un laburo importante para armar el personaje. Ojalá que se vea.
–¿El ser padres los ayudó a la hora de encarnar a estos hombres?
FA: –Seguramente. Es información que tenemos adentro y eso nos toca a la hora de interpretar. En mi caso, no es algo que tuviera puesta en la mesa todo el tiempo porque es un sentimiento tan fuerte que no sabés para dónde va a disparar. Corremos el riesgo de irnos a la mierda y no poder interpretar el papel.
MM: –Traté de no usar la memoria emotiva porque si me tocan a mi hijo no sé cómo reacciono. Creo que acá la construcción del personaje giraba en torno a otra cosa. A simple vista se advierte que los personajes no son malos tipos.
–¿Significa algo especial para ustedes hacer cine para esta productora y en este momento del año?
LE: –Yo creo un montón en las energías y me pasaba que cuando terminó Casi ángeles tenía la necesidad de empezar a probar cosas diferentes. Sin atolondrarme porque tengo 20 años, pero quería probar otras cosas. Tenía muchas ganas de hacer cine. Puse la energía en eso y me llegó el llamado.
MM: –Yo, en cambio, gasté energías. Para nosotros más que una cámara que parecía una nave espacial, no nos dimos cuenta. Esto del 3D era sólo esperar más tiempo para la post producción de las tomas.
FA: –En mi caso, acepté porque era una súper película de Sono film, escrita por Jorge Maestro. Leí la historia y me pareció que era la mezcla perfecta de lo comercial y una buena historia. Me encanta además hacer de deportista. Me gusta el mensaje.
–¿Consumían boxeo antes de la película?
MM: –Sí. No fanático, pero es un deporte que está bueno. Tuvimos mucho cuidado, por suerte hubo sólo una situación que terminó siendo graciosa: es que en una descoordinación llevó a que el árbitro se comiera un cross de derecha mío en la cabeza. No pegás de verdad, pero yo no calculaba la cabeza de él en ese lugar.
FA: Va a parecer muy real la pelea, pero lo que hicimos fue una escena de boxeo, coreografiados para no lastimarnos pero había algo de realidad, las piñas pasaban muy cerca.
–¿Qué tiene de especial o diferente este trabajo respecto de otros que hicieron?
LE: –Es mi debut en cine.
MM: –Es una película del corazón, que habla de los buenos sentimientos, de lucharla en la vida, y a mi gusto no es obvia. No tiene clichés. Es la novedad de que está toda hecha en 3D y combinada con la historia de amor.
LE: –Valoro mucho el tema de la dirección. Lo necesitaba. Yo soy muy de la cara, el gesto, y acá estaba todo el tiempo diciéndole al director que me contara si hacía algo mal porque soy súper molesta con todo eso. Soy re detallista. Me gusta aprender de la parte técnica también. Estaba miedosa con el tema de bajar un cambio. Creo que estuve cinematográficamente correcta.. «



La vida por fuera de la película

Actor y papá. Además de estrenar La pelea de mi vida donde interpreta nuevamente a un boxeador, Mariano Martínez dice estar en uno de los mejores momentos de su vida. Es que este estreno cinematográfico lo encuentra también con varios proyectos personales.
Tras varios rumores que indicaban la llegada de su segundo hijo, Mariano Martínez finalmente confirmó la noticia. Muy entusiasmado contó a la prensa que su mujer está embarazada, que aún no saben el sexo del pequeño en camino y se mostró feliz por su debut como productor. "Estoy feliz pero porque esto de mi productora 13 Mares era un sueño que alguna vez creí inalcanzable. Ahora estamos armando un proyecto que va a ir por Telefe y que debuta el lunes. Mi problema con las mujeres es un formato que compramos y adaptamos de uno Peruano. La tira, como experiencia es difícil por el tema de producir y actuar. Me siento cómodo en este doble rol, pero vamos a ver cómo me va. Si para producir tengo que estar 20 horas por día, no lo quiero. Siempre prefiero actuar", advierte Martínez sobre la producción que lo tendrá cumpliendo la doble función de protagonizar y producir una ficción para un canal de aire en horario central. El unitario de 13 capítulos muy exitoso en la televisión peruana, que lo tiene en el rol de un Don Juan con problemas para relacionarse con el sexo opuesto, debuta el lunes a las 22:30 está protagonizado por Mariano Martínez y Ana Maria Orozco junto a Mónica Gonzaga, "Yayo" Guridi, Matías Santoiani y elenco.

Tiempo de aprendizaje. "Las fans por Twitter están desquiciadas. Opinan que no pueden creer que me chape a Mariano Martínez en la película. Es una niñera vivaracha esta que interpreto", comenta Lali Espósito sobre su debut cinematográfico, que dice causó revuelo familiar y llamados de muchos familiares para felicitarla.
Bien plantada y con la simpatía que la caracteriza, habla de los nuevos rumbos que tomó en su carrera actoral: "Yo creo que el crecimiento depende de uno. El prejuicio lo tenemos todos. Conozco cuál es el lugar de donde yo vengo pero trato de defenderlo, porque Cris (Morena) te hace crecer, estudiar y son tiras súper lindas con una producción impresionante. Para la edad que tenía fue el mejor lugar donde pude estar. Estoy agradecida a Cris, a Los Teen y la mar en coche. Volvería a hacer todo lo que hice, pero estoy embarcada en otros proyectos ahora", dice contundente y agrega: "Depende de uno demostrar con trabajo y acciones lo que sabés hacer. A la corta el prejuicio se lo van a sacar solos. No hay que ir por la vida arrepintiéndonos. Capaz tenga cuarenta años y la gente me siga diciendo 'la teenangel', y está todo bien. El prejuicio la gente se lo saca cuando ve un trabajo tuyo diferente", comenta la actriz que hace unos meses debutó en teatro con la obra Las brujas de Salem, y que ya evalúa propuestas para volver a la pantalla chica de la mano de Pol-Ka. "Cada función que pasa me siento más firme y asentada. Siento en el cuerpo el proceso de aprendizaje", resume.


Boxeador en la ficción y en la realidad. Para Federico Amador, que estuvo un poco desaparecido de la escena actoral durante el último tiempo, filmar esta película fue buenísimo, porque interpreta a un campeón mundial de boxeo y él practicó ese deporte toda su vida. Igual tuvo que pasar horas en el gimnasio y llevar una dieta para crecer en masa muscular, así pudo hacer un papel creíble y comenta: "Ahora medio que me entró la depresión porque no sé que voy a hacer. Fue muy desgastante el entrenamiento durante cinco meses ocho horas todos los días."
"Somos galanes. La madre se babeará con Mariano Martínez en este duelo de titanes y los chicos se van a identificar con la película. Yo estoy evaluando si sigo haciendo algo para Pol-Ka o me sumo a un proyecto en otro canal, pero no hay nada ni siquiera hablado todavía. Que la gente me vea en las repeticiones de Niní ahora y me espere que ya volveré", bromea Amador que no tiene proyectos confirmados para los meses venideros, más que "ampliar la familia" con su novia Florencia Bertotti.
Se enamoraron mientras protagonizaban Niní y desde ese momento Florencia Bertotti y Federico Amador soñaron con una vida juntos. Hace más de dos años que conviven y ahora comparten el mismo sueño: tener 15 hijos. Sí, claro, con Flor queremos ser padres. Y yo te digo que si fuera por mí, tendría 15 hijos con ella."


FUENTE:  http://tiempo.infonews.com/2012/09/06/espectaculos-85223-amor-ternura-y-boxeo-contados-en-tercera-dimension.php

:)

Comentarios


Lo más visto del MES