Lali Espósito: “No me siento una ídola, ni cerca” MDQ


Lali Espósito: “No me siento una ídola, ni cerca” (Mar del Plata)


Nota by: majonews.com.ar






Lee la nota a continuación...


Su pelo rubio, su tez blanca y el maquillaje en sus labios hablan de una femme fatale. Sin embargo, Lali Espósito, la actriz, ex Teen Angel y ahora cantante solista, fuera de la tapa de A Bailar! –su disco debut- hace que ese look y rasgos pasen a un segundo plano.

Lali se muestra y es una chica más. De barrio, tranquila, con la mirada aún limpia y sorprendida por los sueños que se le van cumpliendo. Al menos así se la nota en un primer acercamiento y es lo que sus fans –mayoritariamente jovencitas adolescentes- destacan sobre su ídola; con la cual pudieron sacarse fotos, hablar y recibir autógrafos hace una semana atrás cuando vino a promocionar el show que hoy a las 20:30 estará brindando en el Teatro Radio City y mañana también en el Teatro Municipal de Olavarría.


Se trata de un show colorido y enérgico, conformado por Asesina, Histeria, Del otro lado, A Bailar, No estoy sola, Te siento, Cielo Salvador, Being, Desamor y Mil años luz y otras canciones del primer cd de su carrera solista, la cual momentáneamente maneja de manera bastante independiente. Será casi el mismo recital que “las lalitas” (y lalitos) porteñas vieron en el colmadísimo Teatro Ópera, durante dos veladas, semanas atrás.

Casi dos millones de seguidores en Twitter, 22 años de edad de los cuales 12 ha pasado frente a las cámaras y los micrófonos -desde Caramelito hasta las huestes de Cris Morena con el éxito internacional de los Teen Angels- no parecen haberla cambiado en esencia.

“Me pareció que disfruté de cada etapa. No estaba con los Teens pensando en ser solista. Estaba en ese momento maravilloso, viviéndolo, aunque había un lado inconsciente imaginándose como sería mi música si la hiciera, más como un deseo que como una realización”, confía la joven artista.


-¿Habita entonces en vos más una cantante que una actriz?
- No. No sé quién le gana a quién. No me lo planteo. Mi deseo es poder encontrar los momentos para cada cosa. De hecho cuando empecé con la música muchos me preguntaban si dejaría de actuar, y yo decía no, quiero decidir cuándo.

-Menos después de un 2013 tan exitoso en Pol-ka…
- Me recontra dediqué a la actuación. En las sombras estaba la música, que la hacía después de grabar…en las madrugadas. Lo que me gusta, con el paso del tiempo y las experiencias, poder decidir. Yo hice muchos años de tira diaria seguidos, doce años de novela tras novela…que está buenísimo. Lo que me gusta, a partir de ahora, es decidir cuándo cada cosa. Encontré esta primera parte del año para poder desarrollarme con la música. Tomé la decisión de dedicarme a esto y dejar para más adelante otras cosas. Igual en el medio estuvo lo de Perú, por la premiere de una película que filmé el año pasado. Pero la decisión es desarrollar y dedicarme a esto.

-¿Se dio como pensabas que se daría todo?
- No. Superó ampliamente.

- ¿Por qué: por cómo está la situación de la industria musical hoy, por tus expectativas?
- (piensa). Creo que así como yo lo soñaba internamente, supongo que los fans –por lo que me escriben y dicen- también lo esperaban. Sabían que en algún momento yo lo iba a hacer. No fue sorpresiva la repercusión sino más de qué bueno que lo hiciste, voy a comprar el disco. Alegría porque había pasado, más que sorpresa.

- Muchas de las chicas que te siguen se reflejan en vos por tu simpleza, aires de barrio y cumpliste tu sueño…
- Creo que debe haber algo de eso. No fue maquinado para que así suceda ni pensado por mí. Nunca tuve la necesidad de mostrarme de otra manera que no sea la que soy. Y noto que lo agradecen, gusta o les hace sentir cerca de lo que sería su ídolo…osea yo, según dicen.


- ¿Es raro recibir el calificativo de idola?
-Sí.

- Y eso que lo venís acuñando desde los Teen Angels…
-Sí pero uno no se siente un ídolo, ni cerca. Yo tengo mis ídolos y no estoy ni cerca de ellos. Sí agradezco que la repercusión fue tal, porque estaban esperando que suceda.


- ¿Este momento más independiente a nivel musical que viven los artistas te parece más útil que el de antes, donde sí o sí tenías que pasar por una discográfica para triunfar?
- Fue una decisión el tema de la independencia. Mi vínculo con la discográfica en su momento tenía que ver con rendir cuentas a un personaje. Las canciones que cantaba eran sobre un personaje que estaba en la televisión, teatro. Nos excedía como artistas. Cumplíamos con un mundo maravilloso que nos ponían adelante para aprender y crecer, que es el mundo 360 de Cris Morena, donde hacés una tira, ocho mil disco, viajás por nueve mil países y se te abren un montón de puertas artísticamente, por conocer o viajar. En todo ese proceso descubrí que esta sería mi profesión hasta el último día de mi vida. Y es muy valioso. No todo el mundo sabe qué quiere ser el resto de sus días siendo tan joven.

Ví lo que no me gustaba y lo que me gustaba. Cuando me plantee hacer mi propia música los ofrecimientos fueron buenos y muchos por suerte, pero ninguno se acercaba a la libertad que yo pretendía tener, para decidir, crear, para que sea mi arte. Te puede gustar o no lo que veas o escuches pero es genuino lo que hice. Era mi objetivo y lo logré. La independencia no es tan complicada como parece. Es otro camino, con otros tiempos, pero tengo la suerte del apoyo previo que conté, el que se sumó por suerte y el mundo de la tele que te da una exposición maravillosa para contar lo que estás haciendo.

-¿A ese mundo lo vas a volver a integrar este año?
- Hay posibilidades, propuestas hasta ahora, de en la segunda mitad o principio de 2015 volver de manera fuerte, porque sería un protagónico para El Trece. Es muy fuerte el personaje y la historia pero no tengo muchas novedades de cómo avanzó. Hubo una propuesta de Telefé también. Y en cine hay cosas lindas también.

- ¿Lali está creciendo?
- Mucho profesionalmente…ojalá que de altura también (risas).

Comentarios

Lo más visto del MES