Lali Espósito: "Trabajo para generar emoción" El Pais (Uruguay) 03-12-16




"Trabajo para generar emoción"

El mes pasado, Lali Espósito pasó un día en Montevideo, entre el viento frío que había molestado desde el día anterior y la fiebre que se generó por su visita: cientos de fanáticas coparon desde la madrugada las instalaciones de Montevideo Shopping, con la única intención de que la actriz y cantante argentina les estampara su firma en un disco y posara para una foto.



Después de esa jornada ajetreada que incluyó una serie de entrevistas (incluyendo esta), Lali no ha parado: llevó su Soy Tour a Chile, Paraguay y México, donde abrió tres de las presentaciones de Ricky Martin. También estuvo mostrando su música en Italia para luego volver a suelo chileno, donde el año que viene estará una vez más como jurado en Viña del Mar. Filmó un videoclip, ganó el MTV europeo a Mejor artista de América del Sur y celebró en las redes sociales la flamante salida de una edición en vinilo (de color rosado) de Soy.

Desde que se abrió camino con su carrera musical solista, el ritmo en la vida de Lali Espósito ha sido ese: uno muy intenso, que la expuso al máximo el tiempo que duró su relación con Mariano Martínez. Parte de lo vivido durante y después de ese romance se refleja en Soy, este disco que viene a presentar el martes a las 21:00 al Teatro de Verano —la telonera será Victoria Solé—, un escenario donde agotó entradas en los dos últimos años. Va por la misma marca ahora, ya que quedan las últimas localidades para un único sector del Ramón Collazo (están en Abitab a 1.950 pesos).

El Teatro de Verano es un escenario especial para esta artista argentina, y de eso, de subirse al escenario y de provocar el fanatismo entre chicos y adolescentes, conversó con El País antes de una nueva visita.


—En Montevideo hiciste tus primeros shows grandes, para miles de personas. ¿Qué te acordás de eso?
—Eran las primeras veces que hacía mi show para tanta gente, y la euforia, en ese teatro (el Teatro de Verano), donde vos ves a toda la gente, estaba buenísimo. Me acuerdo de la emoción de un primer show más grande respecto a lo que venía haciendo.


—¿Qué venías haciendo?
—Teatros en Buenos Aires, hermosos pero más pequeños. Y de pronto estar frente a 4.000 personas era un poco fuerte. Ahora lo sigue siendo, obvio; el que se acostumbra pierde. Pero ese momento fue muy especial.

—¿Cómo venís viviendo esta gira nueva, la del disco Soy?
—Feliz. Amo hacer gira por el interior de Argentina, después empieza la locura por viajar a otros países, todo eso que uno no termina de entender. Pero viajar por mi país, llegar a un lugar y que te reciban con todo ese amor, y hacer ese show muy ambicioso... Te dicen los más pendejos que nunca habían visto un show así, les ves las caras y es una emoción muy grande.

—En cuanto al espectáculo en sí, ¿lograste lo que querías hacer?
—Sí. Obviamente que el show con el que yo inicié, en el Teatro Ópera, tenía unas cuestiones técnicas muy grandes que no las puedo llevar de gira. Pero hicimos otra versión del show, que está buenísima y se disfruta mucho.

—En las redes siempre te mostrás con amigos y con tu familia. ¿Sos de pasar tiempo sola, lo disfrutás eso?
—Re. Me gusta, vivo sola así que cuando estoy en Buenos Aires, que particularmente estoy poco, me encanta estar sola. A la vez me encanta ser anfitriona, invitar a una amiga a cenar; me gusta mucho lo social.

—¿Cocinás vos?
—¿De qué me estás hablando? (Se ríe) No, pido mucho y tengo gente amiga y familiares que cocinan muy bien, y zafo.

—En Montevideo hubo chicas acampando previo a tu firma de discos. ¿Qué te pasa cuando te enterás de que hay gente durmiendo en una escalera para después verte apenas dos minutos?
—No sé, es muy loco porque uno no llega a tener noción de lo que realmente significa para esa persona. Pero porque en la vida de esa persona significás algo que, realmente, no te pensás a vos mismo en esos términos. Yo sé que trabajo para generar emoción y para que haya un público del otro lado que lo reciba, y le pongo el alma y el corazón; es a lo que me dedico. Pero no me levanto todas las mañanas y digo: soy un ser especial. Y los chicos sí piensan que sos especial, entonces es muy difícil entender la valentía de hacer esas cosas. De esperar horas, de estar acampando, cagarse de frío, entonces la única manera es ir a la firma y aunque sean dos minutos, que sean los dos minutos más especiales. Sí, estoy sonriendo hace cuatro horas, pero lo estoy pasando bien en serio. Yo también me divierto mucho, trato de no perder noción de eso. Si tan rápido perdés el encanto, algo va a fallar.

—Lo de la rapidez es muy subjetivo, porque sos joven pero venís haciendo este trabajo desde hace mucho tiempo.
—Sí, estoy acostumbrada a la gente, las firmas, los teatros, pero me siento en una nueva etapa con mi música. Creo que uno se vicia también, y es natural porque hago esto casi desde que tengo uso de razón. Pero está bueno frenar la pelota y darte cuenta: tengo dos discos solistas recién, me considero nueva en la música. Mi disco, por ejemplo, no entró a los Grammy, y no sabés la tristeza de la gente de Sony. ¡Si es mi segundo disco! Soy una bebé acá, está bien no haber entrado a los Grammy.

—Y por otro lado te nominaron a los premios MTV de Europa.
—Es que gana la parte positiva de la balanza. Ya estoy haciendo esta nota contigo, en otro país donde funciona lo que hago, y eso tiene mucho valor.

—Has trabajado siempre para público infantil, te siguen muchos niños, pero ahora tu propuesta es otra y te mostrás como una mujer sensual. ¿Qué responsabilidad tenés con eso?
—Yo empecé a ver niños más chicos a partir de Esperanza mía, una telenovela muy familiar. Pero hay un público muy fuerte que me acompaña, adolescentes para arriba o de mi misma edad. Hay un público muy variado y para mí es un desafío, porque yo trabajo para entretener al de ocho que está con la mamá, y al de 30 que dice: "a ver qué tenés para darme a mí, que ya vi tanto". Es un lindo desafío, no hay una presión en eso. Salgo, soy yo misma y hago el show que preparamos, pero naturalmente tengo un público que espera un lado adulto porque se está convirtiendo en adulto también.

—Has dicho en varias notas que, artísticamente, te ocupás de todo. ¿En los aspectos económicos cómo sos?—Un desastre, pero porque no me importa y no le doy mucha bola. Siempre fue así, nunca me preocupé demasiado.

—Este año homenajeaste a Cris Morena en Bailando por un sueño. ¿Qué te enseñó para hacer lo que hacés hoy?
—El 90 por ciento. Si yo sé cómo se llama una luz, dónde pararme o cómo reaccionaría un público, o sé escribir un guión de un show, tiene que ver con todos esos años trabajando con ella. De verla a ella explicarle a un técnico lo que quería, hacer que todo fuera como ella lo soñaba desde un lugar tan creativo, porque a veces en la técnica es: "la luz va acá o acá" y no importa el alma de la luz, pero ella lo lograba. Yo creo que tengo algo de eso, porque por ejemplo no sé componer desde los instrumentos pero les explico a mis músicos lo que quiero con sensaciones, imágenes, y me entienden perfecto. Creo que hay una cosa creativa que sí tomé de ella, del trabajo y la exigencia.

—En tu canción "Reina" y en los comentarios del disco Soy, insistís en eso de: "no podrán derribarme". ¿Esa es una lucha personal que tenés?
—Esa canción a mí me ayuda, pero la escribí para los pibes, los más pequeños, que les toca vivir en esta era de tanta data y tanta violencia normalizada. No se hablaba hace un tiempo de bullying, hoy sí y evidentemente está pasando algo fuerte. Yo me sentía con la posibilidad de hablar de eso, y "Reina" es para ese pendejo que en la escuela la está pasando mal. Es una canción muy querida.



TRES FOTOS DE UN AÑO CON NUEVO DISCO.

La salida - Mayo.

Dos años después de su debut solista con A bailar, Lali editó el disco Soy que en cuestión de horas se convirtió en Disco de Oro en Argentina. La cantante lo definió como un trabajo mucho más personal, algo que trató de reflejar en las letras, en las que hay mucho de amor y desamor y de sus últimas historias románticas, que son de público conocimiento.

La Gira - Septiembre.

Con cuatro presentaciones en el Teatro Ópera de Buenos Aires arrancó esta nueva gira de Lali Espósito, que es la que la trae el martes de vuelta a Montevideo. Con un nuevo repertorio de canciones y un gran despliegue de baile, luces y vestuario, el espectáculo quedó renovado y con él ya recorrió el interior argentino y varios puntos de Sudamérica.
La invitación - Noviembre.

Meses atrás, la cantante reveló en sus redes sociales que había sido invitada para abrir tres shows de Ricky Martin en México. Fueron tres las presentaciones que hizo el mes pasado, en Monterrey, Guadalajara y Ciudad de México, donde fue bien recibida y mostró su potencial como joven estrella pop. "Gran experiencia", dijo en sus redes sociales.


http://www.elpais.com.uy/divertite/musica/generar-emocion-lali-esposito.html

Comentarios

Lo más visto del MES

Lali Espósito: "Ahora quiero sonar diferente, más acorde a mi manera de ser, escribir diferente y contar otras historias." HoyxHoy - Chile

Lali Espósito en Cadena3 (audio) nuevo disco, tema nuevo y ft

Lali: "Si uno quiere trascender hay que hacer lo que suena y siempre está el miedo de traicionarse" - T13 (Chile)